Los Sistemas de Arrecifes de Coral


Los arrecifes de coral son uno de los grandes recursos ecológicos del planeta. Cada coral está lleno de una comunidad extraordinariamente diversa de flora y fauna. Los arrecifes y su miríada de vida sirven como hábitats marinos, así como importantes activos económicos para las personas que viven en las cercanías. Lamentablemente, las actividades culturales humanas a menudo afectan la vida de los arrecifes. Como resultado, miles de kilómetros de hábitat de arrecife se están perdiendo a nivel mundial, afectando así la ecología marina y, finalmente, amenazando la estabilidad de las poblaciones marinas (1) . La conservación y protección de estos sistemas, por lo tanto, es vital.

 

Formación de Arrecifes de Coral

Los arrecifes de coral se producen comúnmente en aguas poco profundas y cálidas en los trópicos, en las plataformas continentales y montes submarinos volcánicos. Los animales de coral (llamados pólipos) tienen rígidos esqueletos de carbonato de calcio que se agrupan en comunidades de coral. A medida que los animales individuales mueren, las nuevas generaciones construyen sus estructuras óseas en la parte superior de la matriz de carbonato anterior, y es así como un conjunto de coral se acumula.

Estructuras de arrecifes de gran tamaño se desarrollan en períodos de miles de años (2). Una característica importante del desarrollo de arrecifes es que el crecimiento se produce a menudo en pulsos seguido por periodos de reposo, en lugar de acumulación continua (3).

 

Arrecifes como Recurso Ecológico

Además de los corales, las estructuras de arrecifes son atractivas para un gran número de especies, incluyendo peces, aves marinas, tortugas de mar, crustáceos, moluscos, esponjas, medusas, gusanos, equinodermos y muchos tipos de plancton, algas y pastos marinos. Los corales en sí son bastante diversos, y muchas especies diferentes están normalmente presentes en un sistema de arrecifes. La variedad de organismos en un ecosistema de arrecife -es decir, su biodiversidad – le ayuda a tolerar los cambios en el medio ambiente. Por lo tanto, la biodiversidad en los arrecifes ofrece resiliencia contra actividades naturales y, aún más importante, antropogénicas que de otra manera alterarían el equilibrio de los ecosistemas locales y/o globales. Conjuntamente, los arrecifes protegen la tierra disipando energía de las olas, e impidiendo erosión de la playa, ayudando así a preservar los hábitats terrestres.

 

Los Arrecifes como Recurso Económico

Los arrecifes de coral proporcionan alimento a una fracción importante de la población mundial, y son especialmente importantes como una fuente de proteínas en las zonas costeras tropicales (4). Con su amplia biodiversidad, Los arrecifes también son inherentemente hermosos. Debido a que se encuentran en aguas poco profundas y relativamente próximos a la costa, los arrecifes son, pues, destinos atractivos para el snorkeling, buceo, paseos en bote, y casi cualquier forma de recreación basada en agua.

La República Dominicana cuenta con los siguientes tipos de arrecifes (5):

  • Arrecifes de franja: desarrollados por medio del crecimiento del coral hacia arriba cerca de la costa;
  • Barrera de Arrecifes: formados sobre una base más profunda más alejado la costa, están separados de la costa por una laguna; y
  • Arrecifes de Parche: estructuras más pequeñas a menudo dentro de la laguna de un arrecife de barrera (ver figura).

 

Figure: Types of Coral Reefs (after Spalding et al., 2001)

Figure: Types of Coral Reefs (after Spalding et al., 2001)

 

Degradación de los Arrecifes

Increíblemente, un 70% de los arrecifes de la República Dominicana están dañados o amenazados (6). Varias causas fundamentales son responsables, entre ellas:

  • Sedimentación producto de la deforestación en tierras altas, la eliminación de humedales, erosión del suelo y desarrollo costero (7);
  • Daños directos y enfermedades (8) (9);
  • Contaminación de aguas servidas domésticas y escorrentías de fertilizantes y pesticidas (10) (11); y
  • Factores indirectos como la sobrepesca y el incremento de la temperatura del océano (12).

Las medidas de conservación – incluyendo la educación de los residentes y visitantes – ayudarán a revertir la tendencia de degradación y, a su vez, proteger los hábitats marinos críticos de la RD.


(1) Mumby, P.J. and Steneck, S.S. (2008).  Coral reef management and conservation in light of rapidly evolving ecological paradigms.  Trends in Ecology and Evolution, 23(10): 555-563.

(2) Spalding M.D., Ravilious C., and Green E.P. (2001).  World Atlas of Coral Reefs.  UNEP World Conservation Monitoring Centre.  University of California Press:  Berkeley.

(3) Ibid.

(4) Sorokin, Y (1995).  Coral Reef Ecology.  Ecological Studies, 102 (461 pp).  Springer:  Berlin.

(5) Spalding et al.Op. cit.

(6) Burke, L. and Maidens, J. (2004).  Reefs at Risk in the Caribbean.  81 pp.  World Resources Institute:  Washington DC.

(7) Ibid.

(8) Burke and Maidens, Op. cit.

(9) Wielgus, J., Cooper E., Torres R., and Burke L. (2010).  Coastal Capital:  Dominican Republic.  Case studies on the economic value of coastal ecosystems in the Dominican Republic.  Working Paper.  World Resources Institute:  Washington, DC.

(10) Spalding et al.Op. cit.

(11) Wielgus et al.Op. cit.

(12) Ibid.

Tom Pacioni

Tom Pacioni

Sustainability and environmental professional with a love of the beach. Tom studied coastal and nearshore depositional processes (MS Geology), and worked in Incident Command during the Deepwater Horizon spill and recovery. Spent a couple decades solving environmental and hydrogeology issues along the Gulf Coast as a Professional Geologist. Currently wrapping up a Sustainability Management MS at Columbia University.

Comentarios Conversa y debate junto a nosotros