Ballenas Jorobadas del Atlántico Norte


Este post fue originalmente publicado por Betsaida Santana para Palafitos Excursiones y está siendo reproducido aquí como parte de una colaboración con la autora.

 

¿Quieres tener una idea más completa de las aventuras que puedes realizar en el Caribe? Pues prepárate para sumergirte en un entorno natural con uno de los seres vivos más grandes del planeta. Una de las increíbles sorpresas que no nos podemos perder en República Dominicana es dejarnos cautivar por las maravillosas coreografías de las ballenas jorobadas en la Bahía de Samaná, considerada como uno de los mejores lugares del mundo para observar las ballenas jorobadas. Las ballenas jorobadas son curiosas, se acercan espontáneamente a los barcos y nadan alrededor, haciendo de su observación una actividad turística en varios lugares del mundo desde 1990. Es una de las excursiones más bellas que existen en República Dominicana, para la que es necesario trasladarse al Noreste del país.

 

Todos los años, entre los meses de diciembre y abril, unas 3,000 ballenas Jorobadas se preparan a dejar las aguas frías del gran norte, y a realizar así un viaje extraordinario para reproducirse en las cálidas aguas en las costas del Océano Atlántico. Hasta hace poco se creía que sólo el 85% de las ballenas jorobadas del Atlántico Norte nacía en aguas dominicanas y regresaba anualmente a aparearse y reproducirse. Pero un reciente estudio reveló que todas las poblaciones del Atlántico Norte vienen a reproducirse en nuestras aguas.

 

Las ballenas jorobadas vienen desde los mares de Islandia, Groenlandia, Canadá, y América del Norte, y llegan al Mar Caribe para aparearse y procrear en las aguas calientes. El espectáculo es impresionante, cuando los machos de 40 toneladas saltan por encima del agua y vuelven a sumergirse unos metros adelante. Si no gana reacciones de ninguna hembra, el macho trata de atraerlas con una canción larga y monótona que las ballenas pueden oír a un radio de hasta 30 kilómetros. Solamente los buzos que están sumergidos pueden escuchar esta canción.

 

Las ballenas jorobadas, también conocidas como yubartas, aparecen en los cuentos de marineros desde siempre. El espectáculo de estas criaturas gigantes saltando sobre el agua explica gran parte de esa atracción. Probablemente el origen de los mitos de los monstruos marinos y de los cantos de las sirenas venga de ellas. Incluso en nuestros días, los buzos que se encuentran en la proximidad de yubartas cantando, dicen que se sienten desorientados, probablemente por la fuerza de las notas resonando en el tórax. Después de dar luz a sus pequeños, las ballenas preparan su regreso hasta el norte. Desde 1986 el “Banco de Plata” en Samaná, se ha convertido en un santuario para la protección de mamíferos acuáticos. Desde el 15 de enero al 30 de marzo se pueden observar las ballenas.

Betsaida Santana

Betsaida Santana

Graduada de la primera promoción de arquitectura de la PUCMM, Campus de Santo Domingo. Máster en Barcelona. Amante de la literatura, los viajes, y las excursiones a lugares naturales. Apasionada por las ideas positivas, creativas y de crecimiento personal. Interesada en escribir sobre estas ideas y aportar su grano de arena al mundo con su persona y trabajo.

Comentarios Conversa y debate junto a nosotros